may 31

muchos poemas para compartir en poemascortos.es

 

Es bien sabido que el amor existe y que está presente desde el inicio de los tiempos, y es que ahora podemos ver ejemplos de amor por todas partes, desde que nos levantamos hasta que nos vamos a dormir. En películas de amor, en la televisión, en la calle o incluso en internet.

Demostrar nuestro amor se ha hecho muy divertido a través del tiempo, y es que ahora puedes compartir poemas cortos de amor con todos tus contactos a través de las famosas redes sociales como Google plus, Facebook o incluso Twitter. Compartir es una de las cosas que internet nos hizo más fáciles ya que podemos comunicarnos entre nosotros de manera más fácil y dinámica.

Nada más emocionante que unos poemas

Dejando atrás esto, te quiero hablar acerca de los poemas, esos textos llenos de emociones, de sentimientos que rondan o rondaban en la cabeza del autor, del creador en donde puede hablar acerca de sus sueños, sus miedos, sus deseos y sus anhelos ya sea por amor, por desamor, por pérdida o por un inmenso y profundo amor eterno que hace que a más de uno se le ponga la “piel de gallina”, estos son los poemas, versos y palabras que cuentan la historia de un amor o de un profundo desamor, pérdida, sentimientos…

Aquí en poemascortos.es te traemos lo mejor de lo mejor y también te invitamos a que compartas tus poemas con nosotros, aquí somos una comunidad creciente que acepta los textos de todas las personas y de todo tipo de autores, si lo deseas, compártenos tus sentimientos.

dic 12

La fuerza del viento
La soledad nocturna caminaba con osadía,
mientras la fuerza del viento se desataba,
estremeciendo al corazón que cautivaba,
con sus violentos arrebatos que lo envolvían,
despertando un sentimiento, un céfiro
seductor como los deseos cautelosos
de amar, reflejar sus ojos tempestuosos
en un enigmático espejo, hechizos que lo perdían.

Autora: Claudia Mercatante

dic 11

Hay veces que me da miedo tu ausencia
y desespero al esperarte
te busco en mi recuerdo
pero no puedo encontrarte.
Hay veces que no estás
y no se que hacer con mi agonía
que me mata
entre tanta ironía.
Hay veces que te vas
por el camino del lamento
y te ríes de mi historia
y la borras de tu cuento.
Hay veces que me da miedo tu ausencia
el no saber de ti
es un sufrimiento
que loco de ternura me abrazo en mi aposento.
Hay veces que así soy
un tocado de amor
por no hallarte
por adorarte.
Hay veces que me da miedo tu ausencia
y deseo tanto mirarte…
Colaborador: Victor Chacon.

dic 10

No soy poeta ni tengo rima,
hay en mi corazon una grieta
que a mi alma lastima.
Todo por ofender al amor
que tengo en alta estima.
Perdon pido por tal descuido.
tu amor imploro sin nigun decoro;
de ti depende si por ti lloro.
Colaborador: Humberto Peralta

dic 9

Santa madre han transcurrido;
treinta dias y tú ausente,
aunque soy hijo valiente,
hoy me siento deprimido,
estos dias he sufrido,
te he esperado inutilmente.

DUELE MUCHO,MADRE, DUELE,
percibir tu desamor,
al vivir en el dolor
yo quisiera mi alma vuele
a cualquier parte es mejor,
a no tener quien me consuele.

Madre mía yo presiento,
que el motivo de tu ausencia
no fui yo:tu existencia
goza falso sentimiento,
él te hizo en un momento
olvidar mi adolecencia.

¡Nuestra casa esta sombria!
siempre sola, siempre triste,
en el lecho en que dormiste
algo falta madre mía,
esa sabana tan fría,
¡desde aquel día en que te fuiste!

¡Gente ausente muy feliz,
a tu lado permanece;
mientras mi ego aquí padece
sin ninguna institutriz!
¡y tu vastago infeliz
entre llantos desfallece!

Siempre solos despertamos,
nos miramos sin hablar,
preferimos el callar
a la pena que pasamos,
aunque mucho trabajamos
no podemos olvidar.

¿Qué motivo poderoso
hizo madre me dejaras?
¿Qué motivo es el que amparas,
el que escondes sospechoso?
¿Es tan fuerte y poderoso
que por el me desaparas?

Sin embargo…¡te has marchado!
te has marchado del hogar,
fue sencillo abandonar
a tu hijo bien amado,
que por no ser educado
no pudiste soportar.

Cada noche pasa lenta,
pensativo sin dormir,
tengo miedo de vivir,
la tristeza me atormenta
más si tú vives contenta,
no hagas caso a mí sufrir.

¡Mi hermanito el más pequeño
habla mucho al delirar!
no se cansa de mirar,
en el mundo de su sueño,
tu semblante auro y trigueño,
y termina por llorar.

¡Sé feliz madre querida
con tu ansiada libertad,
que tu audaz felicidad,
valga más que nuestra vida!
¡que quizas te halles perdida
entre tanta soledad!

¿Dónde estas? ¿a dónde has ido?
¿Qué ilusion a tí te abraza?
provocando que en la casa
quede solo y abatido,
¿Por qué madre has preferido
ignorar lo que me pasa?

Soy tu hijo, madre ausente,
quince años es mí edad,
cuando mas necesidad
tiene mi alma adolecente,
abandonas mi presente,
mi persona a la orfandad.

No soy malo, madre santa,
sabes bien que mi actitud
es normal: mi juventud,
que entre hierros se levanta,
crece, vive, se agiganta,
entre dudas e inquietud.

La muñeca de mí hermana,
¡como extraña su niñez!
tiene tanta flacidez,
su figura casi humana,
que ni el sol de la mañana
puede darle rigidez.

Reconozco, estoy seguro,
que jamas has de volver,
algo te ha de detener,
por absurdo, por impuro,
aún teniendo nada puro,
¿qué se puede ofrecer?

¡Ya no sufras, ya no llores,
tienes ya tranquilidad,
que tu gran comodidad,
se halle siempre envuelta en flores,
y que nunca los dolores
puncen en tu intimidad!

Colaboradora: Jaqueline

dic 7

Tus ojos conocen las estrellas,
pero no la luz,
no brillan como ellas,
son oscuros y sin luz.

Dices tener muchos defectos,
lo entiendo, no eres perfecto,
pero con solo un movimiento
te puedo obsequiar todo mi afecto.
Pero, por qué emocionarme?
yo sé que nunca causaré en ti mi efecto
y siempre podrás recordarme
que nunca querrás mi afecto.

Hablando en serio, chico, eres muy serio,
pero en confianza eres simpático y amable.
Tus ojos para mi son un imperio,
tu eres un rey muy confiable,
déjame entrar ahí, prometo quererte en serio.

La edad no me importa,
solo tu forma de ser,
pero algo que me impacta
es saber que a ti tal vez te importe.

Mientras tanto yo estaré aqui,
buscando los ojos que no brillan como estrella.
A alguien que tenga tus defectos
porque sé que nadie es perfecto
y así podré regalarle todo mi afecto.

Colaboradora: Zulma arellano rojas

dic 7

Siempre sí, o no…
Y es niebla lo que me rodea
o eres tú que me confundes.
Y siento…
o no siento,
que son tus ojos mi mirada
y mi mirada solo es verte.
Y el silencio que escucho
es tu voz que me llama.
Y voy,
y de repente he ido
y me veo siendo tú, mi alma,
mi esencia,
de cuando fui.

Colaborador: Gallego Rey

dic 7

El crepusculo de tus ojos,
me hace ver el paraiso,
cuando te miro
me pierdo en el olvido,
es un sentimiento hermos,
y sol me queda decirte te amo

Colaborador: Anónimo.

Página 1 de 951234Final



Copyright 2009.