mar 11

Tu gracia aferra, cautiva
y en tus locuras yo siento
tentaciones que me atraen
que aumentan sentimiento. 

La inocencia de tus risas
y con tu caminar travieso,
parece que fue dispuesto
en tu propio firmamento. 

No cambies mantente, así
un regalo Dios te ha dado
forma parte de tu ser,
y es bueno conservarlo.

Ramón Oviedo

feb 25

¿Cómo puedo besar la voz que a mi me besa,
tan erótica, susurrante, atractiva y deliciosa,
que de sutiles aromas transpira el olor a rosa
y de placer a mi me embriaga y me embelesa?

Corriente alterna, tu vas y vienes con destreza
desde unos labios rojos delirantes, deliciosos,
de miel plagados y ósculos suaves, amorosos
a los temblorosos oidos expectantes de mi oreja.

Ondas herzianas que a mi corazón le desenfrena,
aurigas de sensaciones que provocan mi delirio,
a veces cruel trasmisor de noticias que el martirio
en condena conviertes para yo morir de pena.

Aunque no seas nada más que un sencillo aparato
rodeando el misterio a tu alma etérea acompañas,
capaz eres de emocionar o con tan fiera saña
suplicarle a tu odioso interlocutor un mejor trato.

Cuando contigo estoy y el tiempo muerto pasa
raudo y ufano -risas o llantos- mi espíritu aprendiz
tan absorto está momentos tantos que en esa liz
vivo feliz como un torero vitoreado en una plaza.

feb 25

 Quisiera ser una llama,
iluminar tus entrañas,
calentar tus interiores,
quemar adentro tu alma. 

Quisiera ser un ladrón
entrar en tus aposentos
y robarme tus amores,
besos, sabores y aliento. 

Quisiera ser bendición,
ungir ese bello cuerpo
fusionándome contigo
cada célula en tu sexo.  

 Quisiera ser tu canción
tarareándote al oído
con las notas mas sublimes
para que rimen contigo. 

Quiero cosquillearte toda
alrededor de tu ombligo
dejarte todo mi aliento
por detrás de tus tobillos.

 Besar suave tus rodillas
hacerte  juegos de amor
que saquen de tu interior
hasta tenerte vencida.

 Ramón Oviedo
Derechos Reservados

feb 25

No quiero mis pies descalzos
ni parásitos  en mi  vientre,
no quiero aguantar el hambre
aunque viva entre la gente.

Soy pequeño y no comprendo
de estas grandes injusticias
unos tienen en tazas de oro
otros viven entre inmundicias.

Pero tengo  una  esperanza,
la de aprender y educarme,
combatir  por mas justicia
para los que tienen hambre.

Quiero calzar los descalzos,
quiero vestir los encuero,
quiero dar comida al hambre,
quiero justicia, eso quiero.

Ramón Oviedo
Derechos Reservados

feb 25

Déjame sentir las ansias de tu boca
aunque sea por un momento,
en el que dure mi sueño
aquel sueño que llega
cuando tu amor lo provoca,
en noches de tu extravío
o aquellos días de ensueño.

Déjame sacar el néctar de tu pasión
y beber las dulces mieles
de aquel amor encendido,
déjame tocar profundo tu corazón
para que puedas sentir
todo lo que no has sentido.

Déjate llevar por este amor
que nace a primera vista,
cuando mis ojos posaron
en tu figura sin prisa.

Cierra tus ojos y disfruta
de caricias imprevistas,
suelta riendas al amor
gocemos de sus delicias.

Ramón Oviedo
Derechos Reservados.

feb 25

En algún momento
de tu extraña vida
si te encuentras sola
o si estas perdida,
buscará tu mente
curiosos recuerdos
para transportarte
a insólitos puertos.

En barcas curiosas,
en mares extraños,
en momentos raros
de increíbles olas
guiadas por vientos,
prodigiosos soplos,
las naves embarcan
por rumbos hermosos.

Que enrumba tu vida
a puertos notorios,
sin extraños mares,
sin momentos raros,
solo con recuerdos
siempre rebuscados
porque vives mundos
por siempre soñados

Ramón Oviedo
Derechos Reservados

Página 2 de 1071234Final



Copyright 2009.