A mi escuela

Cuando tus puertas se abren en ellas encuentro el abrigo y el calor y cándidas palabras para estudiar con libros y cuadernos el acompañamiento de mis maestros y tu querida escuela con tu mirada que es cándida y hasta hermosa porque tú al ser compañera y eres como mi segunda casa que cobija y apoya aunque yo no este contigo jamás te olvidare en mi mente y corazón.

Colaborador: leticia s.g

ESCRIBE UN COMENTARIO