A mi hija

Debió ser un día lluvioso el día que naciste,
excepto que en realidad era que el cielo estaba llorando,
porque había perdido una estrella,
la mas hermosa entre todas,
esa eras tu, hija.
Te amo.

Autora: alma

ESCRIBE UN COMENTARIO