Como la pera

Como la pera casi madura
de cuerpo firme y de piel dura,
de sabor dulce y color  tenue
que solo espera que esté madura.

De cuerpo firme, de alma buena
de color ocre, y libre de pena
con tu cintura danzas y juegas
y bien me excitas, si a mí te pegas.

Cuando eso pasa, de mi respondo
busco tu sexo y me nutro en él
cual  colibrí entro  profundo
cumpliendo siempre con mi deber.

Ramón Oviedo
Derechos Reservados

ESCRIBE UN COMENTARIO