Crepusculo

Cediendo tenuemente,
seducido, enamorado,
caes ante la noche hermosa,
llena de sueños que se pierden en su inmensidad,
ni tu puedes ante su místico encanto.

Autor: Omar Aguiar

ESCRIBE UN COMENTARIO