Cuando el alma se entristece

Cuando el alma se entristece
el corazón desfallece
y no encuentras más motivos
para sentir que estás vivo,
y grita el alma de pena,
y la sangre se envenena
y te enfrentas a la prueba
aunque quedes presa en ella
y no encuentras la salida
de este laberinto oscuro,
y solo recoges espinas
donde una vez hubo flores
y la carne se destroza
pues no encuentras otra cosa
que infamia, dolor y engaño
que llevan al desengaño
y hoy con melancolía
en esta noche tan fría,
te digo adiós vida mía,
aunque con tu despedida
hoy me sienta muerta en vida.
Niurca Crispin
Derechos Reservados

ESCRIBE UN COMENTARIO