El dueño de mi corazon

Desde que te conocí sabia que eras el amor de mi vida,
tus ojos iluminaban los míos,
tu voz estremecía mi cuerpo
y tus palabras fortalecían mi corazón.
Ahora que te tengo,
solo le pido a Dios que no permita,
que nunca termine este gran amor,
Porque tú y yo ahora somos un solo corazón,
y si llegase a separarnos moriríamos de amor.

Autora: Kathy del Carmen.

ESCRIBE UN COMENTARIO