El Perdón

El día en que yo me muera,
te sentarás a mi lado,
entonces te darás cuenta,
de lo mucho que te he amado.
Viendo mi cuerpo sin vida,
implorarás mi perdón,
ruega a Dios y te perdone,
ya no me late el corazón.

El corazón que latía,
feliz y enamorado,
con tus mentiras mi vida
poco a poco lo has matado.
Todo lo que yo quería,
era amor y comprensión
y lo que tú me brindaste
tu desprecio y tu traición.
Ruega a Dios y te perdone
ya no me late el corazón.

Autora: María

ESCRIBE UN COMENTARIO