La llama fría.

No pasaré a esa puerta
por calor que hay adentro
porque abrasa, porque quema
porque arde como infierno.

Algún calor que te abrasa
sin quemar tu anatomía,
carbón que ya no es brasa
que no quema, porque es fría.

Una flama que no alumbre
que no caliente y no queme,
será como un fuego inerte
que no importa si lo tienes.

No quiero la pira infierno
tampoco la soflama fría,
solo quisiera una llama
que pueda sentirla mía.

Ramón Oviedo

ESCRIBE UN COMENTARIO