Libre

Un día en el que la luz del sol no acabe,
la brisa no cambie su rumbo,
las horas se vuelvan parte de la tierra,
volare hacia el otro lado del abismo,
mas no caeré al precipicio;
correré rompiendo el viento,
libre como un ave,
libre como la brisa que sopla hacia el océano,
hacia el horizonte los recuerdos de un alma libre.

Colaborador: Madeline Diaz

ESCRIBE UN COMENTARIO