Mujer Madre.

Me caí de tus entrañas
cuando me adelantaba
porque de pronto
necesitaba conocerte,

Aun estando ajeno
al mundo y a la nada
ya sentía la ternura
que de tu vientre emanaba.

Madre de amor,
de sacrificio madre
ausencia de temor,
seguridad de madre.

Eres tú la mujer
la base de este mundo
y sostienes las columnas
desde lo más profundo.

Forjadora de los hombres,
hacedora de mujeres
tus tareas, aunque muchas,
las realizas en quehaceres.

Y sufres por la ignominia
de quienes no te valoran
y a final de cuenta eres
la que moldeas los hombres.

Esa tristeza que encarnas,
que abarca todas las madres
desprende de aquel anhelo
de ver hijos realizados.

En un mundo de injusticias
y ambiciones desmedidas
tus anhelos se deshacen
y se deshace tu vida.

Ramón Oviedo
Derechos Reservados.-

ESCRIBE UN COMENTARIO