Pasión

Desde que te vi, supe que eras para mí, y te sonreí cautelosamente para cautivar tu atención,
eras mágica entre todas las mujeres, tan vanidosa, tan especial, desde aquel momento caí en pasión.
¿Quién pensaría que a partir de ahí seriamos dos amantes?,  llenos de pasión.

Autor: Torres

ESCRIBE UN COMENTARIO