Suerte desgraciada

Suerte, suerte desgraciada,
¿para qué dicha me diste?,
tu amor fingido,
para enamorarme de tus labios…
de tu tierna mirada…
y de entregar mi amor a una ladrona,
de amor…

Autor: Trujillo Escobar

ESCRIBE UN COMENTARIO