Una rosa llamada amor

Te regalo una rosa,
una rosa tan bella que el paraíso no lo seria sin ella,
que sus espinas clavadas,
en lo mas profundo de mi corazón,
para que sus petalos sean rojos,
como mi propia sangre.
y tan suaves…
Como las caricias que espero recibir de ti.

Autor: Camo barrios

ESCRIBE UN COMENTARIO